Y DE PRONTO…DESCUBREN EL “DUMPING”-Jon Ibaia-Militante de Herri Gorri

acb

La Comisión Europea de comercio, descubre algo tan sorprendente como que China desarrolla una “competencia desleal” de mercancías “artificialmente baratas” que amenazan la viabilidad de la industria europea. Esta sesuda reflexión, desarrollada ante la situación de la ACB de Sestao, ha puesto sobre la mesa el problema del “dumping”, definido como algo                                                                                         negativo y amenazante…

En este caso, hablamos de bobinas de acero, pero la desvergüenza de la Comisión Europea, hablando de dumping, cuando desde hace la friolera de más de treinta años, la construcción naval, el sector textil y, en general, todos los sectores de baja y media intensidad tecnológica, han sido sometidos al mismo proceso de “competencia desleal”, resulta como mínimo indignante.

Eso si, en su análisis y en el de toda la morralla de políticos oportunistas y de burócratas al servicio del imperialismo europeo, hay algo que no mencionan y es que el coste de las mercancías importadas, sea desde China, la India, Malasia o Thailandia, no es artificial ni mucho menos, sino producto “natural” de las condiciones de producción. No es artificial que una zapatillas deportivas NIKE producidas en Malasia, tengan un coste de producción veinte o treinta veces inferior al que resultaría de ser producidas en Durango, Marsella o Berlín. ¿Cómo es posible que ZARA pueda vender blusas a 3 euros, o que balaustres de acero forjado producidos en China cuesten la tercera parte que producirlos en Munguía?. La respuesta es muy sencilla y evidente. En Bangladesh y Vietnam, verdaderos gigantes mundiales de la producción textil, el salario mensual de una trabajadora por jornadas de trabajo de 12 horas, es de 40 euros. Pero no es algo “artificial” ni mucho menos, es la propia naturaleza del capitalismo, y la posibilidad que en la fase de su Globalización. se ha abierto para que los capitales, puedan deslocalizarse e instalarse en lugares en los que la producción de plusvalor pueda ser incrementado, a base de más explotación, en alianza con gobiernos criminales que han garantizado esas condiciones, mediante la represión más brutal.

Es el capitalismo el que conduce a una lógica de explotación y de producción de plusvalor, de ganancias y beneficios obtenidos mediante el “dumping” y mediante la competencia entre costes de producción que con la Globalización y tras los acuerdos de libre comercio de las rondas del GATT, posibilitaron esta situación en los años 90 del siglo pasado. La tendencia decreciente de las tasas medias de ganancia, como ley inexorable en el funcionamiento del Modo de Producción Capitalista, trató de ser corregida a escala mundial reduciendo costes laborales de producción, posibilitando producir allí donde resultaba más rentable, producir donde los precios de producción fueran más competitivos. El Estado español, Portugal o Grecia, desarrollaron prácticas de “dumping” respecto a Alemania o Francia y luego Rumania, Polonia o Hungría, entraron dentro de la misma lógica… y la propia China está sufriendo en sus carnes el problema, con los menores costes laborales que ofrecen en el mercado mundial, la India o Vietnam. Pero esta lógica que en el corto-medio plazo, indudablemente genera una contratendencia a la ley decreciente de la tasa media de ganancia, a largo plazo recrudece el problema de la sobreacumulación, al reducirse la capacidad efectiva de gasto en bienes de consumo de las clases trabajadoras.

La desindustrialización de los ámbitos del capitalismo central europeo, es un fenómeno que en Hegoalde hemos sufrido con especial intensidad en los años 80. Recordemos que la ACB de Sestao, es el producto final de un proceso en el que la siderurgia de toda la Margen Izquierda del Nervión, fue “reconvertida”. La ACB de Sestao, se convirtió en una planta de alta productividad y competitividad, al sustituir fuerza de trabajo por técnicas y tecnologías de producción que posibilitaban producir más con menos fuerza de trabajo. Si la ACB, pertenece a una corporación como Arcelor Mittal, que puede “planificar” su producción en función de costes competitivos de diferentes lugares, sabemos lo que puede pasar. Si IBERDROLA, establece unos costes energéticos que condicionan la propia rentabilidad de la acería, quizás incluso pueda arreglarse el problema; claro está que a costa de que IBERDROLA aumente la factura del consumo de los hogares… pero es que de lo que hablamos es de capitalismo, de explotación, injusticia, latrocinio y lucha de clases.

Puede incluso que los sindicatos, encaminados convenientemente hacia la “responsabilidad”, negocien EREs, reducciones salariales, o despidos limitados para preservar la ACB cinco o seis años más, antes de un nuevo colapso, pero la morralla de burócratas, políticos y demás agentes del sistema, venderán el éxito y se pondrán medallas, ¿y quién perderá? Demasiado bien lo sabemos.

La materia prima con la que se producen las bobinas de acero, tiene un precio que está fijado internacionalmente, es decir, es un componente constante del precio de producción, sometido a muy pequeñas variaciones. Ahora bien, si se precisa un determinado nivel de ganancia, en una fase de sobreacumulación como factor estructural del modelo económico, ¿dónde se incide a la hora de aumentar la competitividad internacional? ¿ en nuevas inversiones en técnicas y tecnologías de producción, sólo amortizables a muy largo plazo y que generarían un efecto de sustitución de fuerza de trabajo? Por supuesto que no, sobretodo cuando el capitalismo tiene fuerza de trabajo barata que puede abaratarse aún más con la realidad -o la amenaza- de deslocalizaciones productivas.

La siderurgia en el Estado español, ha logrado subsistir, debido a la utilización de los EREs como mecanismo regulador de la oferta y la demanda, llevando la producción de una planta a otra, repartiendo la carga de trabajo decreciente, para ir paliando un problema estructural que parecen descubrir ahora. La derivación de la producción de ACB hacia otras plantas del Estado, ¿a qué responde? Probablemente a que hayan logrado imponer mejores condiciones de rentabilidad, no otra cosa.

¿Tienen los chinos la culpa? Por favor, seamos serios… el proletario chino sobre-explotado en una acería de Loudi, en la que la propia Arcelor Mittal es accionista ¿es culpable? ¿Es culpable un gobierno chino que no ha hecho nada más que cumplir una función estructural en la nueva división del trabajo a escala internacional del capitalismo y que ha permitido desarrollar un abaratamiento de los bienes salariales para compensar el coste de la reproducción de la fuerza de trabajo en los estados capitalistas centrales? ¿No se ha beneficiado ARCELOR MITTAL de sus inversiones en China? ¿No cumplió China para el capitalismo internacional el papel de garante del ciclo de expansión desde finales de los años 90 hasta el año 2006, precisamente abaratando los costes de producción para desarrollar en la “Europa Social y Democrática” una expansión del crédito al consumo con el que alimentar la burbuja financiera? ¿No ofreció China una salida a los capitales ociosos y el capital financiero no suspiró de alivio cuando China compraba bonos de deuda europea y de los Estados Unidos?. La hipocresía, la mentira y la estafa son elementos constitutivos del capitalismo…

Pero bueno, está bien, señores y señoras de la Comisión Europea. Pongan freno al dumping social. Establezcan vds. unas clausulas especiales en los acuerdos de comercio, que garanticen que todas las mercancías importadas de ámbitos extracomunitarios, cumplan con la garantía de salarios dignos, derechos sociales y laborales equiparables a los vigentes en Europa. Proscriban el trabajo infantil y hagan efectiva la denuncia de la esclavización de los proletariados periféricos, no permitan que sean producidas bobinas de acero en factorías en las que el sindicalismo esté prohibido y se asesinen a sus promotores. Reconstruyamos en Europa sistemas productivos que garanticen trabajo y derechos sociales y laborales, en las condiciones que marcan las propias legislaciones sociales planteadas por las diferentes comisiones de la Unión Europea…

Ah, es cierto… no se puede, significaría el colapso económico. El problema es siempre el mismo, porque de lo que se trata, es de quién ostenta la propiedad del capital, quien tiene poder para gestionarlo y producir plusvalor. Trescientos currelas de la ACB de Sestao, son ahora mismo, la punta de un inmenso iceberg, trescientos currelas, supervivientes de los tiempos en los que la siderurgia de la Margen Izquierda, contaba decenas de miles antes de ser “reconvertidos”.

Revertir la situación no es tarea fácil, porque es pura y simple lucha de clases y sabemos como están las correlaciones de fuerzas. No pinta bien el tema, porque cualquier solución en un tablero de juego de “suma cero”, en el que el capital siempre gana, significará que incluso la salvación de ACB, supondrá que la clase obrera de cualquier otro lugar, pague los platos rotos y, por tanto, no será ni mucho menos una victoria.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s