PNV, LUCHA DE CLASES Y FALSAS IZQUIERDAS (1ªPARTE)- Jon Ibaia, militante de HERRI GORRI

1.-PNV COMO APARATO DE ESTADO LEGITIMADOR DEL REGIMEN DEL 78

descarga (1).jpgEl acuerdo entre el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y el Partido Popular por fin se ha consumado. El PNV alega básicamente, haberse tapado la nariz y considerar irrelevante, no sólo el carácter estructuralmente corrupto del Partido Popular, sino la propia naturaleza de los presupuestos, que ahonda la dinámica regresiva, antisocial y que consolida la recta final en el desmantelamiento del denominado “Estado de Bienestar”. Los jelkides, apenas podían disimular la mezcla de satisfacción y sorpresa, al presentar públicamente, la factura que le han pasado al Partido Popular por sus cinco votos. Suelen ser recurrentes las críticas que, desde el campo de la Izquierda Abertzale, realizan sobre el PNV, acusándolos de “españoles” o “traidores”, pero no son procedentes, ya que parten de una caracterización incorrecta del PNV, en términos políticos e ideológicos. La reproducción del Régimen del 78 en el Estado español, tiene en la Comunidad Autónoma Vasca (CAV), su aparato político-ideológico fundamental en el PNV.

Una organización político-ideológica que hace pie en una sociedad vasca que, en un estudio del CIS realizado un mes antes de las pasadas elecciones al Parlamento Vasco del 25 de septiembre del 2016, apuntaba que sólo un escaso 7´4% de los encuestados, consideraba como “mala” o “muy mala” la situación en la CAV. Una percepción de la realidad local, que contrasta de manera muy significativa con la que se mantiene respecto al Estado español, cuya situación es valorada como “mala” o “muy mala”, por el 64,2% de los encuestados. Quizás esta percepción sea la que explique por la base, las diferencias entre el mapa electoral resultante en las elecciones al Parlamento español de Junio y las del Parlamento Vasco. Recordemos que en las elecciones generales, fue la marca PODEMOS, la que obtuvo mayor apoyo electoral, generándose unas expectativas que no fueron cumplidas ni de lejos.

La situación general en la CAV, indudablemente es comparativamente mejor que la existente en el Estado español; el nivel de desempleo, de pobreza relativa y absoluta, los recortes en sanidad y educación, son menores en la CAV. Incluso la corrupción, parece -y decimos parece-, no haber alcanzado la forma de estructura consolidada político-empresarial de ciertas autonomías del Estado. Pareciera que la valoración de la situación en la CAV, se realiza por parte de ciertos sectores de la sociedad vasca, en contraposición al Estado español, y no a la situación interna. Presentemos a continuación algunos datos y saquemos conclusiones posteriormente.

La “Encuesta de necesidades sociales 2014”  publicada en su día por el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, señalaba como el indicador de pobreza , es decir, aquellos individuos con ingresos por debajo del 40% de la mediana estadística del valor de la Renta per Cápita, había seguido una evolución desde 2008 con un 3,1%, al 3,5% en 2012 y en 2014, alcanzaría un 4,9% de la población de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV).

Del mismo modo, el riesgo de ausencia de bienestar, estimado en base a unos ingresos que no superen el 60% de la mediana estadística de la Renta per Cápita, se incrementa de un 16,4% en 2008, al 19,9% en 2012 hasta alcanzar en 2014 un 21,9% de la población de la CAV.

El Informe de coyuntura Nº132 publicado en Noviembre de 2016, por Manu Robles-Arangiz Institutoa, del Sindicato ELA, muestra un cuadro de situación en Hegoalde (CAV+Navarra), en el que identificamos dos fases diferenciadas en relación a la evolución del empleo. Entre 2008 y el año 2013, observamos un proceso de destrucción neta de empleo, pasando de 1.260.000 ocupados a 1.125.000, seguida de una fase de creación neta de empleo a partir de 2014, que alcanza en 2016 los 1.188.000 ocupados. Un empleo basado en la precariedad, la temporalidad, el ajuste salarial a la baja, que ha posibilitado una recomposición de las tasas de ganancia. El desempleo, en el tercer trimestre de 2016, alcanzaba en Hegoalde un 11% de hombres y un 14,2% de mujeres, con un problema añadido, pues sólo un 38% de los mismos, percibían una cobertura por desempleo. Desde el año 2009 a 2015, la Renta media disponible por persona, se ha visto reducida en la CAV en 1200 euros, un 6,9%. A finales del 2016, la Renta por persona alcanzaba los 13.836 euros que, aunque 3.417 euros por encima de la media del conjunto del Estado español, había sido reducida significativamente.

Un último dato ciertamente esclarecedor para entender lo que ha sucedido en esta fase de recomposición macroeconómica en Hegoalde estos últimos años, en la CAV se ha pasado de un 49,2% de la parte del PIB correspondiente a las rentas del trabajo en 2010 al 46,7% en 2015. La lucha de clases tiene un claro vencedor: el capitalismo.

La conclusión que podemos entresacar de estas evidencias empíricas, es muy clara. Para una parte muy importante de la sociedad vasca, aunque la situación en el seno de la CAV se haya deteriorado de manera significativa, en términos de bienestar social y hayan aumentado las desiguadades sociales, el hecho de “estar mejor que en España”, es condición suficiente para dotar al sistema de una legitimidad por lo menos suficiente, para la necesaria reproducción del mismo.

Y es que el PNV, no es un partido político “de derechas” al uso. Por no ser, ni siquiera es un partido “nacionalista” al uso, pues tanto su condición “derechista”, como la de “nacionalista”, es lo suficientemente difusa como para que asuma una posición central en el tablero de juego. Una sociedad vasca, en la que el 41,6% del electorado, se autodefine como “de izquierdas”, frente a un 9,3% autoposicionado como de derecha o centro derecha, una sociedad vasca, en la que un 55%, considera que la situación en la CAV es “buena o muy buena”, refleja un problema de fondo muy importante, a la hora de elaborar cualquier propuesta de transformación social radical.

No es un partido convencional el PNV, desde el momento en que un 29% del electorado que votó al Partido Popular en las elecciones generales, les votó en las autonómicas, un 22% de votantes de ciudadanos, un 17% del PSOE… pero además, un 15% de votantes de PODEMOS, lo que confiere al PNV, una capacidad electoral transversal, asentada y consolidada en una legitimidad social y política muy amplia. No, el PNV no tiene la capacidad de construir una mayoría absoluta por sí mismo, pero su centralidad, su legitimidad, le posibilitan llegar a acuerdos con todo el arco parlamentario. Un 80% de la base electoral del PNV, mantiene su disciplina de voto, de manera irreductible, bajo la premisa de que “son de aquí” y que siempre miraran por los intereses “de aquí”. Una base electoral que en los “alderdi egunak”, grita desaforadamente “Independentzia, Independentzia…”, y simultáneamente, asume sin problemas, que la dirección jelkide, afirme que la soberanía, es un concepto desfasado en el actual marco europeo, o clase obrera que, en las redes ideológicas del nacionalismo, creen estar en el mismo carro, que la clase capitalista a la que, en definitiva, el PNV sirve como instrumento. Y es que la ausencia de una oposición seria, organizada y con una alternativa de transformación, es lo que tiene…

Decimos ausencia de “oposición seria”, porque los ámbitos de la izquierda, desde los que podría generarse dicha oposición, sea en la variante de “Izquierda Abertzale” o en una “Izquierda no abertzale”, el PNV es considerado o como “un traidor”, aunque abertzale, al que se le debe reconducir, o un agente con el que negociar mayores o menores porcentajes de gasto social.

descargaPor tanto, si el PNV ya negociara en su día con Aznar, ¿qué le imposibilitaba hacerlo ahora, si la factura millonaria que le ha cobrado al Partido Popular, le posibilita “beneficiar a Euskadi”?. Su irreductible electorado, entenderá que el “beneficio” para Euskadi, desde una visión folclórica, reaccionaria y borreguil, es algo positivo; desde el constitucionalismo, se sabe que el PNV es un partido de orden, alejado de veleidades independentistas; desde la “izquierda”, a pesar de las críticas, de las chanzas y memes de las redes sociales, se negociarán mayores porcentajes en los presupuestos sociales, o en el desarrollo del euskera, por lo que se legitimarán y de paso legitimarán al propio PNV, reforzando su papel como Aparato Ideológico del Sistema.

2.-¿PARA CUANDO UNA OPOSICION REAL Y EFECTIVA AL CAPITAL?

gra386-bilbao-15-09-2016-los-candidatos-a-lehendakari-del-pnv-inigo-urkullu-podemos-pili-zabala-i-pse-idoia-mendia-c-y-pp-alfonso-alonso-2-i-y-la-cabeza-de-lista-de-eh-bildu-por-alava-miUna sociedad vasca mayoritariamente escorada hacia la izquierda, cierto es, pero el problema reside en que del 42,6% de los vascos que se autodefinen de izquierdas, aunque mayoritariamente votan a EH BILDU y PODEMOS, un 15% de éstos, llega a votar al PNV en las elecciones al Parlamento Vascongado. El PNV tiene su base electoral fundamentalmente ligada a posiciones de centro-izquierda y centro, entre un electorado que considera las “políticas sociales” del PNV, como legitimadoras de su gestión. No es descabellado pensar incluso, que son precisamente estas políticas sociales, las que atraen a un voto incluso posicionado como de izquierdas.

De nuevo, debemos reconocer que el sistema de protección social y de las partidas presupuestarias dedicadas a estas cuestiones, son superiores a las vigentes en el Estado español. Un total de 65.000 personas, percibieron el pasado año 2016, una Renta de Garantía de Ingresos (RGI), con un montante total de 461 millones de euros y que será complementado este año, con nuevas partidas, por la nueva ley del Estado que incrementa el Salario Mínimo Interprofesional un 8%. También Los servicios públicos, también han sido sostenidos, a pesar de los evidentes recortes, en unas condiciones mejores que las del Estado español.

Ahora bien, analicemos en su justa medida estas políticas sociales. El 85% de la recaudación del IRPF en 2015, procedía según el Órgano de Coordinación Tributaria de Euskadi, de las rentas del trabajo, que tal y como explicamos, supone el 46,7% de la renta global, el 15% restante de la recaudación, procede de actividades económicas y profesionales, rendimientos del capital inmobiliario y mobiliario y ganancias patrimoniales. Es decir, la protección social y las partidas presupuestarias dedicadas a tal efecto, responden a un sistema fiscal vigente, en el que son las rentas del trabajo, las que aportan la mayor parte de los recursos.

Por otro lado, de manera previa al estallido de la crisis en el 2008, los ingresos procedentes de la recaudación fiscal, eran un 6% inferiores a la media de la Unión Europea como porcentaje del Producto Interior Bruto. Esto implica que los servicios públicos financiados por dicha recaudación, se encontraban un 6% por debajo del nivel determinado por la Renta Nacional existente en la CAV.

Dicho de otro modo, los niveles de gasto público y, por tanto, de desarrollo del Estado de Bienestar, se encontraban por debajo de lo que hubiera correspondido a los niveles de crecimiento económico previos al estallido de la crisis.

Esta distorsión entre PIB existente y recaudación real, se encuentra determinada por una política fiscal que favorecía a las rentas del capital, todo un conjunto de facilidades fiscales que se ofrecieron, para reconstruir el tejido económico vasco tras la devastación generada por la denominada “Reconversión Industrial” de segunda mitad de los 80 del pasado siglo.

Apuntemos una cuestión que, en este punto, consideramos relevante: ¿sobre qué fundamentos se construye el autoposicionamiento del electorado vasco que se considera “de izquierdas”? Ya hemos apuntado a que este segmento, se ubica mayoritariamente en términos electorales, en torno a PODEMOS y EH BILDU pero, ¿realmente esta “izquierda” se encuentra en unos parámetros que nos permitan considerarla como transformadora?.

podemos_29713_11Sea PODEMOS o EH BILDU, nos encontramos ante dos organizaciones políticas socialdemócratas, cuya línea política no rebasa los márgenes del sistema vigente. ¿Y a su izquierda? Nada. ¿Salir de la Unión Europea y del euro? ¿algún tipo de estrategia en torno a transformar el sistema económico desde su raíz, es decir, la propiedad de los medios de producción? ¿Negativa a que el Pueblo Trabajador asuma la deuda ilegítima generada por el sistema financiero? ¿Condena sin paliativos al Imperialismo? Bajemos el listón… ¿apuesta por un sistema fiscal igualitario? ¿Reconstrucción de un sistema productivo en el que Sector Público, clase trabajadora e incluso iniciativa privada, asuman de manera igualitaria la gestión y los beneficios? ¿Para cuándo una estrategia en la que la autodeterminación se ligue a la transformación democrática y socioeconómica, y no a planteamientos nacionalistas?.

La ausencia de una organización marxista revolucionaria, como referente político, ideológico y organizativo a lo largo de estos lustros pasados, la estamos pagando la clase trabajadora y los sectores populares de Euskal Herria, con creces. Cuando “izquierda” significa pactar el mayor porcentaje del presupuesto en partidas sociales, mientras un 21% de la población de la CAV vive en niveles de pobreza relativa y absoluta, cuando la recuperación macroeconómica, tras años de ajuste neoliberal y de devaluación interna vía salarios, es amparada de facto por esta “izquierda”, que legitima su papel sistémico, apostando por la expansión de la RGI, y no por el empleo, por la negociación y no por la lucha, nos damos cuenta del problema, que no es otro que el de la organización de los intereses del Pueblo Trabajador-Proletariado Vasco, en torno a un referente ideológico-político transformador, necesariamente comunista.

La miseria del Movimiento Comunista, reside en su incapacidad para construir el núcleo organizado, con capacidad de ejercer una actividad de vanguardia y asumir el carácter de referente necesario para la superación del sistema vigente.

¿Qué implicaciones tiene que la mayoría de los desempleados de la CAV terminen votando al PNV?¿Quizás su transformación en puro y simple lumpen-proletariado, acomodado a una situación dramática en la que legitimen el sistema vigente a cambio de migajas? El hecho de que un amplio sector de los asalariados de la CAV voten al PNV, ¿implica que amplios sectores del funcionariado, hayan sido cooptados políticamente desde las redes clientelares del poder establecido?.

Si, una izquierda abertzale y no abertzale que de hecho y de palabra, asumen el triste papel de instituirse en aparatos ideológicos del Estado español y del Régimen del 78, reconstruyendo la función de la izquierda y consolidando esta idea de “izquierda” dentro de los márgenes de sistema. En el caso de Hegoalde, el papel asumido por PODEMOS en el resto del Estado español, conteniendo la movilización, la lucha y la organización de una alternativa revolucionaria, necesariamente socialista, la cumplió de manera pionera la Izquierda Abertzale, contándose junto al PNV como “abertzales” y jugando al independentismo vacío de transformación social, pensándose como la Ezkerra Republicana al que un PNV, tomado como Convergencia i Unió, se uniría en un proyecto de país integrado en la Unión Europea y legitimado por el imperialismo.

Combatir al PNV como pilar central del Régimen del 78 en la CAV, implica construir un referente comunista en Euskal Herria que, definitivamente, supere los intentos de reconstrucción de proyectos fracasados, sean de “independencia sin socialismo”, o de izquierdas que, en la línea del madrazismo de la extinta Ezker Batua, se vende a la primera de cambio. En definitiva, sólo desde un Movimiento Comunista superador de la socialdemocracia, podemos aspirar al verdadero cambio social, con una línea política basada en la independencia de clase, unificando al Pueblo Trabajador y no fraccionándolo en “conciencias nacionales” y respondiendo en todos y cada uno de los frentes de la lucha de clases, de forma organizada, revolucionaria y con el socialismo como objetivo irrenunciable.

BIBLIOGRAFIA

1.-http://www.euskadi.eus/contenidos/documentacion/informe_epds_2014/es_epds2012/adjuntos/Informe%20M%C3%B3dulo%20EPDS%202014_es.pdf

2.-http://www.mrafundazioa.eus/es/centro-de-documentacion/analisis-de-coyuntura/egoeraren-azterketa-132

3.-http://datos.cis.es/pdf/Es3152mar_A.pdf

4.-http://www.noticiasdegipuzkoa.com/2016/10/29/sociedad/la-pobreza-crece-en-euskadi-pese-a-mantener-distancia-con-la-tasa-estatal

5.-http://www.finanzas.com/noticias/empleo/20160518/dice-presion-fiscal-como-3411182.html

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s