SUGARRA Y SU ARTICULO “EL REGIMEN DEL 78 Y LA LUCHA POR EL SOCIALISMO”

hg1 copiaLos compañeros y compañeras de la publicación SUGARRA, en su artículo “El Régimen del 78 y la lucha por el socialismo”, realizan algunas afirmaciones que consideramos deben ser respondidas, dentro de una línea de debate constructivo y honesto.

El Régimen del 78, indudablemente representa una “continuidad” reformada del Régimen franquista. Pero una continuidad que implica una diferenciación de Regímenes, es decir, no es lo mismo el Régimen del 78, que el Régimen fascista. Que hubieran cambiado “simplemente las formas fascistas de dominación, por las democrático-parlamentarias”, tal y como expresa SUGARRA, ya implicaría una diferencia de identidades entre ambos regímenes cualitativas, incluso partiendo de la evidencia que el Régimen del 78, ha desarrollado prácticas fascistas de represión, guerra sucia y control de los medios de comunicación.

SUGARRA a continuación, apunta lo obvio: “tanto en el período franquista como en la época actual, la contradicción principal fue y sigue siendo la que enfrenta a la clase obrera y a las masas trabajadoras de los distintos territorios, pueblos o naciones que configuran el Estado español, con la gran burguesía…” y no podemos más que señalar la verdad de esta aseveración. Efectivamente, ambos regímenes son capitalistas, por tanto la contradicción principal se articula en torno al antagonismo capital-trabajo y por ello la lucha de clases es motor de la historia.

Sigamos con el hilo argumental de SUGARRA que nos lleva a otra verdad incontestable. La democracia española, no es “plenamente equiparable” a muchas democracias formales burguesas de Europa Occidental, al no alcanzar los niveles de libertades y derechos existentes en ellas, aunque como bien señalan, se constata una tendencia generalizada a los recortes de libertades y derechos en todas ellas.

Y llegamos al punto en el que, de las verdades incontestables, SUGARRA extrae conclusiones que no lo son tanto. Reproduciremos el párrafo en el que comienzan a “desenfocar” la cuestión.

“Pero el hecho de que ocurra esto, no puede llevarnos a desenfocar nuestra visión de la realidad social y política, a perder de vista cual es la contradicción principal en la sociedad capitalista, a confundirla con una de las varias contradicciones secundarias (derivadas de ella) que, indudablemente se resolverán una vez que se haya resuelto la contradicción principal. Si no tenemos claro cuál es la contradicción principal, difícilmente podremos elaborar una estrategia correcta dirigida a resolverla, a superarla.”

Si no hemos entendido mal, lo que no descartamos, SUGARRA realiza el siguiente planteamiento:

El Régimen del 78 es un modelo democrático imperfecto, por debajo de la media de las democracias capitalistas formales europeas, en términos de derechos y libertades fundamentales. Además, no deja de ser un mero remozado del Régimen franquista que le precedió. De hecho, poca diferencia hay entre un régimen y otro, por lo tanto lo importante no es cuestionar o derribar el Régimen del 78, que sería en realidad algo secundario, sino “asumir” el carácter principal de la contradicción entre la clase obrera y la gran burguesía, y actuar al respecto, ya que si es resuelta la contradicción principal, las secundarias se solucionarán también. Sólo identificando correctamente la contradicción principal, podrá desarrollarse una estrategia correcta.

No creemos haber alterado el núcleo de la tesis de SUGARRA. Si no fuera porque está de por medio un llamamiento en todo el Estado español, para iniciar un proceso de confluencia entre diferentes organizaciones y colectivos, en torno a la ruptura con el Régimen del 78, el planteamiento de SUGARRA no sabríamos cómo contextualizarlo.

Desde nuestra perspectiva, cometen dos errores fundamentales. El primero de ellos, no realizar una caracterización correcta del Régimen del 78, y el segundo, confundir el carácter abstracto-formal de la definición del capitalismo, con el capitalismo como formación económico-social concreta.

En el contexto en el que nos encontramos, no existe “el capitalismo” por un lado y el Régimen del 78 por otro, no son “esencia y apariencia”, o “forma y contenido”, siguiendo con la terminología un tanto peculiar de SUGARRA. El capitalismo hoy en 2017, en el marco de valorización del Estado español, es el producido y reproducido en el contexto de un Régimen que establece las condiciones políticas, ideológica e institucionales para ello.

El proceso de valorización y de acumulación capitalista en el Estado español, su integración/subordinación al sistema capitalista global y al imperialismo y la forma concreta, histórica y específica en la que la contradicción capital-trabajo se desarrolla, tiene en el Régimen del 78 su armazón fundamental.

La democracia formal burguesa, con sus mayores o menores niveles de libertades y derechos o el fascismo, aún cumpliendo esencialmente la misma función de establecer las condiciones para la reproducción del sistema capitalista, no son algo casual, una eventualidad, o una mera forma o apariencia, sino producto de la lucha de clases y de las correlaciones de fuerzas existentes, determinados por el nivel de conciencia y de organización de la clase trabajadora desde su independencia política de clase. Como bien señala SUGARRA, el miedo a la amenaza terrorista, está siendo utilizado como medio para recortar derechos y libertades fundamentales, pero lo que no apunta es que eso sólo puede realizarse en un contexto de correlaciones de fuerzas muy favorable al bloque en el poder y una debilidad política, ideológica y organizativa de la clase trabajadora y de los sectores populares.

La deriva autoritaria, el recorte de derechos y libertades fundamentales, la represión ejercida en Catalunya negando el derecho de autodeterminación, la depauperización de la clase trabajadora y de los sectores populares, la oligopolización del mercado de la energía y la hegemonía dentro del bloque en el poder del poder financiero-bancario…para SUGARRA, es un aspecto secundario del contexto en el que nos encontramos. No es el Régimen del 78 el que ha impulsado la ofensiva reaccionaria del bloque en el poder, para asegurar sus objetivos de clase, sino la “contradicción principal” que, por lo visto, la centran en tal nivel de abstracción que difícilmente podría generar una línea política, con unos objetivos tácticos y una estrategia general. Quizás nos estamos adelantando, y en breve aporten algo al respecto.

“El marxismo-leninismo nos enseña a profundizar en el estudio para conocer la realidad”, bien cierto es, compañeros y compañeras de SUGARRA, pero además nos enseña a realizar análisis concretos de la realidad concreta, al margen de doctrinarismos y confusiones entre el ámbito teórico y la realidad de la lucha de clases.

El Régimen del 78, no sólo está sostenido por la “gran burguesía española” y los aparatos represivos del entramado judicial y político-militar. Sería tan sencillo si así fuera… pero vivimos en el mundo real, no en una elucubración teórico-abstracta y resulta que, entre otras cosas, el Régimen del 78 ha construido un bloque de fuerzas políticas y sociales, que legitiman el sistema y centenares de miles de trabajadores y trabajadoras, en lugar de asumir cual es la “contradicción principal”, alientan a las fuerzas represivas con el famoso “a por ellos, oe, oe”. Peor aún, a la izquierda de la socialdemocracia y de la izquierda “postmoderna”, integrantes del propio Régimen del 78, no hay un espacio político e ideológico organizado.

Un llamamiento a una confluencia internacionalista en el seno del Estado español, entre fuerzas políticas y organizaciones sociales a la izquierda de la socialdemocracia oficial, pero asqueadas del ultraizquierdismo, del doctrinarismo y de los nacionalismos que piensan que el Estado español no es su problema, incluso para resolver la materialización del derecho de autodeterminación, es un primer paso, abierto a aportaciones, a debate y, sobretodo, a una voluntad de acumular fuerzas en torno a un proyecto de transformación social.

En el caso de los y las comunistas, este proceso simultáneamente debiera reforzar una línea de convergencia en torno a la reconstrucción de un movimiento comunista referencial, no sólo en la lucha revolucionaria socialista en abstracto, sino en ser vanguardia en cualquier movimiento democrático, en la defensa de las posiciones más avanzadas de cada lucha sectorial y en reforzar una verdadera alternativa socialista.

Nos encontramos en una coyuntura en la que la lucha contra el Régimen del 78 que sostiene y gestiona el sistema capitalista en el Estado español, debe desarrollarse en una “guerra de posiciones” más que de movimientos, apuntalando derechos y libertades democráticas, luchas sectoriales y movilizaciones, que generen las condiciones para desarrollar unos niveles básicos de conciencia y organización de las clases trabajadores del Estado español. Si estos pasos previos, la lucha revolucionaria por el socialismo, seguirá siendo mera fraseología.

El ultraizquierdismo, los nacionalismos esencialistas, el trotskismo en sus variantes más reaccionarias, el sectarismo y el doctrinarismo, hacen el juego al Régimen del 78, pues sabe que no son capaces de aglutinar una verdadera fuerza de oposición revolucionaria. Esa es la “oposición” que prefiere el bloque en el poder y no una acumulación de fuerzas a la izquierda de la socialdemocracia, que puede llegar a constituir la base de un necesario movimiento comunista revolucionario, referente de las clases trabajadoras del Estado español y de sus marcos nacionales.

Por la ruptura con el Régimen del 78!!!

Hacia la autodeterminación Socialista!!!

Por una República Confederal Democrática y Popular!!!

Hacia el Socialismo como alternativa política, ideológica y económica!!!

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s