HERRI GORRI ANTE ESTE 8 DE MARZO

hg1 copiaEl Movimiento Comunista lucha por la causa de la mujer, contra el machismo, la discriminación y todas las manifestaciones opresivas del patriarcado, pero desde la perspectiva de la mujer como clase trabajadora. Avanzar en reformas que signifiquen un paso adelante en la liberación de la mujer por supuesto que es necesario, pero lo que define al Movimiento Comunista, es que considera que la verdadera emancipación de la mujer trabajadora, sólo será posible superando los márgenes del capitalismo y del patriarcado construyendo el socialismo.

La lucha por la liberación de la mujer, sólo puede realizarse en la unidad de los trabajadores y trabajadoras, siendo reaccionaria cualquier tendencia feminista que divida y segregue a las mujeres de la clase trabajadora, enfrentando a hombres y mujeres de la misma clase oprimida y explotada.

El Movimiento Comunista lucha contra cualquier tipo de opresión, sea por sexo, orientación o identidad sexual, nación, raza o credo, bajo la premisa de la unidad de la clase trabajadora. El feminismo es un campo de lucha de clases y de confrontación entre tendencias, en el que el feminismo burgués y pequeño-burgués son hegemónicos. No hay “mujer” enfrentada “al hombre”, sino capitalismo y patriarcado que asegura privilegios y condición de clase dominante a la mujer burguesa y explotación y opresión adicional a la mujer trabajadora, cuya emancipación sólo será posible como clase trabajadora, no como “mujer en general”.

No será en el seno del capitalismo, donde las mujeres trabajadoras puedan liberarse, por más que los reformismos pequeñoburgueses, se empeñen en ello. Insistimos que la lucha por la igualdad y de reivindicación de derechos fundamentales para las mujeres, forman parte del programa comunista, pero el objetivo es el socialismo, en el que capitalismo y patriarcado son superados por historia.

No es avance en la liberación de la mujer, el que haya más empresarias explotadoras, más directivas o políticas que ejecutan las políticas del bloque en el poder, mientras las mujeres trabajadoras permanecen explotadas y oprimidas. Sólo en el socialismo, la mujer estará en condiciones de ser trabajadora y ejercer el derecho a la maternidad; sólo en el socialismo la brecha salarial, será superada; sólo en el socialismo la igualdad y la libertad pueden ser ejercidas en la realidad.

Comunistas como Rosa Luxemburgo, Kollontai, Dolores Uribarri, Armand o Zetkin, poco representadas se sentirían con un feminismo que no contemplara la liberación de la mujer como parte de la liberación de la clase trabajadora del yugo del capital en el socialismo.

Este 8 de Marzo debe significar para el Movimiento Comunista, un punto de inflexión en la lucha de las mujeres por su liberación y el marxismo-leninismo el nexo de unión de toda la clase trabajadora para acabar con el capitalismo y el patriarcado.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s