NOS QUIEREN CON MIEDO, ENCONTRARÁN UNIDAD.

DbaT2KeWsAAkXkqEn este Primero de Mayo vivimos una situación en la que el desarrollo de la lucha de clases se ha hecho patente. Después de años de retroceso, de la práctica desaparición de las grandes luchas del movimiento obrero como factor central de la lucha de clases, de desmoralización y de extensión inducida del derrotismo, en este año, ha sido imposible para el Régimen Franco-Borbónico y los partidos que le representan, ocultar un hecho significativo como lo es las masivas movilizaciones de un sector muy importante de la clase trabajadora. Los pensionistas se han puesto en pie de guerra. Trabajadores y trabajadoras con muchos años creando riqueza social (en un proceso creciente de distribución a favor de la burguesía en general y del gran capital en particular) han vuelto a obligar a que se escuche su voz. Se trata de la generación de trabajadoras y trabajadores que desde comienzos de los años sesenta hasta principios de los ochenta se convirtieron en los protagonistas indiscutibles en la España franquista, primero, y en el “nuevo” Régimen del 78 después. De la resistencia social y política al “tocomocho” del cambio. Nuevamente se echan a la calle y reclaman atención. Como repiten en todas las concentraciones, lo hacen en defensa de las pensiones públicas, de las que la Unión Europea pretende despojarles. Pero también de una parte de la riqueza generada por su trabajo derivada en el salario indirecto que, además de las pensiones, incluye una sanidad pública universal, una educación pública y de calidad, y una atención digna a los trabajadores excluidos permanentes del mundo laboral. Siendo esta protesta de carácter defensivo (no podía ser de otra forma de momento), sin embargo incluyen una observación, que seguirá su curso, de llamar a las jóvenes generaciones de trabajadoras y trabajadores a que secunden sus movilizaciones e incorporen la reivindicación de la supresión del decreto-ley que vulnera las normas de convivencia y de reparto de las rentas del trabajo y de las relaciones de producción, y que fueron conquistadas con sangre, sudor y lágrimas. La disminución salarial, inseguridad laboral, incremento neto del horario y el desempleo irreducible constituyen una parte decisiva del precio pagado por las nuevas generaciones como consecuencia de la división. Estos veteranos y veteranas han sabido reconocer que la martingala de la “crisis”, creada por la banca española e internacional y por la que se incluyó el artículo 135 en la intocable Constitución Española en la que aparecía como obligación prioritaria el pago de la deuda por el Estado. El pago de la deuda con los impuestos de los trabajadores y con el robo del salario indirecto en sanidad, educación, pensiones, etc. era en realidad la punta del iceberg de un plan mucho más ambicioso de cara a seguir exprimiendo las rentas del trabajo en todas sus facetas. Este estado de ánimo y esta percepción es la que está llenando las plazas y calles del “Reino de España” (nombre oficial), de la convicción de que hay que acabar con este gobierno. En realidad, veremos en breve que la expresión “acabar con este gobierno” tiene un alcance mucho más profundo, porque el estado de corrupción de todas las instituciones del Estado, empezando por la monarquía, están podridas. Como lo están los partidos que se declaran defensores a ultranza de una Constitución que consagra la explotación y empobrecimiento de la clase trabajadora, la represión creciente y la supeditación a los intereses del capitalismo internacional. Y eso que son la quinta esencia del patriotismo hispano. Patriotismo de
pandereta, mientras dictan leyes y decretos para seguir robando para sus amos y para sí mismos. Estos veteranos trabajadores son los que no solamente consiguieron las conquistas sociales y derechos laborales, además de incrementos salariales importantes. También fueron capaces de obligar a que el régimen fascista de Franco tuviera que cambiar de careta para poder seguir a lo suyo. Lamentable la colaboración activa o pasiva de las organizaciones obreras que no supieron hacer frente a la maniobra, la hicieron posible y nos han llevado hasta donde estamos. Pero los trabajadores y trabajadoras activos de ayer, pensionistas hoy, están ahí y resulta emocionante volver a escuchar y recordar en algunos casos las duras luchas de aquellos años, la durísima represión que no hizo sino acelerar el fin de aquella monstruosidad del fascismo hispano. Euskal Herria, los trabajadores de Euskal Herria de toda condición y procedencia, de opiniones políticas distintas respetadas entre sí, fueron capaces de conseguir una unidad inquebrantable vencedora en huelgas laborales, sociales y políticas. La clase trabajadora de Euskal Herria fue una de las puntas de lanza responsable de la caída del franquismo. Si el régimen actual, no solo el gobierno del PP, no es capaz de garantizar el mínimo bienestar y justicia en la distribución de la riqueza creada por el trabajo, y no lo será con las políticas que defienden, tendrá que ser la clase trabajadora de Euskal Herria y de otras nacionalidades y regiones del Reino de España las que tendremos que tomar la administración y el gobierno del Estado. Con la República, la autodeterminación y la amnistía. Con la salida de ese tenebroso club de capitalistas conspiradores que forman la Unión Europea, que está en las últimas (el botín no llega para todos los buitres) y con la eliminación de las instalaciones de la OTAN que traen la guerra ajena a nuestra puerta. Porque si nos quieren con miedo, encontrarán unidad.

LOS COMPAÑEROS PENSIONISTAS NOS MUESTRAN CON RELATOS Y CON HECHOS QUE LA CLASE TRABAJADORA DEBE DIRIGIRLO TODO.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s