A UN DOMINGO DE DISTANCIA DEL 28-A

elecciones-generales-2Tal y como expresamos en el documento que publicamos sobre el ciclo electoral, si existía una diferencia cualitativa entre la victoria del bloque reaccionario o la del bloque progresista. Quien no quiera ver el retroceso democrático que hubiera supuesto una victoria del bloque reaccionario, no entiende nada.

En HERRI GORRI lo que considerábamos esencial era evitar esta vuelta atrás a la que la ultraderecha nos hubiera llevado, ni más, ni menos. Por ello, los sectores del proletariado, incluso de militantes comunistas que hayan participado en las pasadas elecciones, posicionándose electoralmente con el reformismo abertzale o no abertzale, han cumplido con este objetivo y lo que debemos hacer ahora, igual que antes de las elecciones, es seguir trabajando para la reconstrucción de una alternativa al propio Régimen del 78.

La lógica del bipartidismo constituyente del Régimen del 78, efectivamente ha sido rota, pero ni mucho menos eso significa que el sistema se haya debilitado. ¿Hasta qué punto resultaba funcional para la estabilidad del propio sistema, la ultraderechización del bloque de centro-derecha y la hipótesis de una organización neo-fascista como VOX con poder real o con capacidad de incidir de manera efectiva en las políticas de Estado?. Tengamos presente que, incluso antes de las elecciones y a sabiendas de que iba a ser el PSOE el ganador pero sin mayoría absoluta, ya empezó a circular la idea de una coalición entre el PSOE y CIUDADANOS, como la más razonable.

A lo que vamos es que la reproducción del Régimen del 78, su estabilidad y su función como estructura de poder al servicio del capital y del imperialismo, puede realizarse de diferentes formas. La desactivación de PODEMOS como movimiento potencialmente desestabilizador, ya ha sido lograda en el Estado. A lo que ahora aspira PODEMOS es a gestionar de manera progresista el Régimen del 78 dentro de sus márgenes. De otra parte, el avance del neo-fascismo de VOX -disfuncional para la estabilidad del sistema- ha sido logrado, pero puede seguir siendo instrumentalizado como “espantajo”.

En el caso de Hegoalde, la movilización electoral ante la amenaza del bloque reaccionario, nos ofrece un panorama dispar. El regocijo por el “hecho diferencial vasco” que muestran algunos y algunas porque ni siquiera el Partido Popular ha sacado un escaño, deberíamos relativizarlo si revisamos los resultados de Nafarroa.

Si nos centramos en la Comunidad Autónoma Vasca y tenemos en cuenta que sólo un 6% de la población de la CAV se siente sólo español y en torno a un 12% “más español que vasco”, como demuestran las diferentes encuestas del Euskobarómetro o del Deustobarómetro, y el alto grado de legitimidad de las instituciones del autogobierno, los límites ideológico-políticos de un discurso nacionalista español y re-centralizador, estaban claramente trazados. Si analizamos también las escalas de posicionamiento ideológico de la población, mayoritariamente de centro-izquierda, observaremos también una seria limitación para la expansión electoral del bloque reaccionario. De hecho y teniendo en cuenta además que la participación electoral respecto a las elecciones del año 2016 ha aumentado en casi un 10%, observamos que la suma de votos entre PP, C`S y VOX, se ha reducido en casi 25.000 votos.

La respuesta a la amenaza reaccionaria en la CAV, se ha articulado de manera muy importante en torno al eje de defensa de “lo de aquí”, del autogobierno y del alto grado de satisfacción existente respecto a las condiciones sociales, políticas y económicas de la realidad vasca, frente a las existentes en el Estado español, incluso más que una reacción identitaria frente al nacionalismo reaccionario españolista. No puede ser entendido de otra manera el aumento de más de 100.000 votos del PNV que, como ya hemos explicado en otras ocasiones, no es un partido de derechas al uso, sino un “partido de orden” incluso dispuesto a desarrollar políticas “sociales”, a cambio de preservar su estructura corrupto/clientelar y defender los intereses del capital.

La reacción identitaria abertzale, sin duda explica de manera más congruente el aumento de más de 50.000 votos de EH BILDU, incluyendo el “regreso” de voto crítico y de voto prestado en las elecciones de 2016 a PODEMOS.

El PSE se reconstruye como segunda fuerza electoral, esencialmente a costa de PODEMOS, tanto por la vuelta de electores del PSE ilusionados por el “efecto Pedro Sánchez”, como por la dinámica del voto útil frente a la amenaza reaccionaria.

También en Nafarroa el PSN se convierte en segunda fuerza política, aunque en el caso de este herrialde, el bloque reaccionario ha ganado las elecciones, con la alianza de UPN-PP-C´S y un VOX que crece hasta casi los 30.000 electores.

Aclaremos una cuestión importante. Que el PSOE haya sido el receptor de voto progresista por la “amenaza” ultraderechista, no lo convierte en una fuerza siquiera socialdemócrata. El PSOE es pilar central de la reproducción del Régimen del 78, un aparato político-ideológico que, en este contexto, aportará estabilidad al Régimen y que debe ser desenmascarado. Sus simpatizantes, esos que vociferaban “con Rivera no, con Rivera no”, deben ser emplazados a entender y reaccionar ante la verdadera naturaleza del PSOE. Ya la “tibia” reacción ante el intento de golpe de estado por parte de la camarilla fascista y criminal contra el legítimo gobierno de Venezuela, demuestra las servidumbres al imperialismo.

En relación a PODEMOS, en todos los herrialdes a perdido fuerza electoral, pero logra consolidar un espacio ideológico-político reformista, de izquierdas y no abertzale, que supera los niveles alcanzados por Ezker Batua en los tiempos de la absorción de los escombros de la extinta Euskadiko Ezkerra.

Tras estas pinceladas de análisis post-electoral, la inevitable cuestión del “¿qué hacer?” se impone. El movimiento comunista en Euskal Herria debe asumir la realidad tal y como es: el Régimen del 78 preserva toda su legitimidad y fuerza.

Tal y como expusimos en el manifiesto del 1º de Mayo junto a nuestras y nuestros camaradas de EKB-GKB, el contexto al que nos enfrentamos es el de una nueva crisis del capitalismo, a la que seguirá una nueva ofensiva del capital. Desde nuestra perspectiva, el movimiento comunista debe construir una relación político-ideológica con los espacios reformistas abertzales y no abertzales, para afrontar una nueva fase de agudización de la lucha de clases, asumiendo las lecciones históricas del 15-M. Indignación social, movilización popular y auto-organización sin dirección política y sin politización, carece de recorrido.

El leninismo tiene como uno de sus principios generales el no despreciar las mejoras en las condiciones de vida del proletariado, tanto en términos de derechos sociales y salariales, libertades y derechos democráticos, obtenidas en el terreno de la lucha política por reformas. Es precisamente en este terreno, en el que el movimiento comunista debe reconstruirse como vector revolucionario, defendiendo la derogación de la “Ley Mordaza” o de la Reforma Laboral del año 2012 con más intensidad que el reformismo.

El reformismo “se siente cómodo” ante un movimiento comunista que no se preocupa por las reformas, centrado en consignas y discursos únicamente ligados a estadios de organización y de conciencia de clase futuros y no presentes.

El reformismo “se siente cómodo”, cuando en movilizaciones contra los desahucios, la elevación del salario mínimo interprofesional o de los pensionistas reivindicando pensiones dignas, el movimiento comunista no está presente.

Si, efectivamente los llamamientos a una abstención activa o al boicot a las elecciones, ha sido un fracaso. También lo ha sido, el que entre los diferentes colectivos u organizaciones comunistas que decidieron participar en las elecciones, no hayan alcanzado en todo el Estado español más de 40.000 votos, al margen de que consideremos un error fundamental participar en las elecciones como “marca comunista”. Cierto es que la “movilización antifascista” ha reforzado al PSOE -aquí al PNV- y al propio Régimen del 78, también es evidente que las fuerzas reformistas no podrán siquiera impulsar un programa socialdemócrata bienintencionado, pero precisamente ahí es donde las y los comunistas debemos incidir, mostrando las contradicciones y falsedades del reformismo y encauzar al proletariado a presionar, movilizarse, organizarse, para que recorran el necesario camino ideológico-político hacia conclusiones como las de romper con el euro y la Unión Europea, afrontar políticas de estatalización de sectores estratégicos como el de la energía, o de políticas de control del capital, única base para una mejora real de las condiciones de vida del proletariado.

Lenin no planteó “socialismo para mañana mismo”, sino “paz, pan y tierra”, como elementos de construcción del sujeto revolucionario que en fases más avanzadas finalmente tenga el poder constituyente necesario para avanzar hacia el socialismo en una fase posterior.

No es momento de regresar a los “cuarteles de invierno”, sino de trabajar, organizarse y acabar con el cainismo que tanto daño hace al movimiento comunista.

Los y las comunistas, solo podemos aspirar a erigirnos en vanguardia del proletariado, si nos reconstruimos como organización que haga pie en el movimiento popular y sindical y alcanzar una referencialidad entre los sectores del proletariado que hoy se reconocen en el reformismo abertzale y no abertzale, presentando una alternativa que consideren suya porque signifique una mejor vida, ni más ni menos. Los emplazamientos de EH BILDU y de PODEMOS al gobierno del PSOE, para desarrollar “políticas de izquierdas”, son el punto de partida de su fracaso y nuestra ocasión para romper con los límites impuestos por el Régimen del 78.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s