HERRI GORRI SUSCRIBE MANIFIESTO CONTRA EL DENOMINADO “SINDROME DE ALIENACION PARENTAL”

IMG_7308

CASTELLANO/EUSKERA

Las organizaciones firmantes de este manifiesto denunciamos la violencia institucional
hacia las mujeres y sus hijos e hijas y la vulneración de los derechos de la infancia y
adolescencia consecuencias ambas de la justicia patriarcal.

El falso Síndrome de Alienación Parental (SAP) es utilizado para retirar la custodia de hijos e hijas a madres y dársela a los padres, incluso habiendo sido acusados y/o condenados por violencia machista o incluso abuso sexual contra los niños y las niñas. Para referirse a este mal llamado “síndrome” se utilizan diversos términos eufemísticos tales como interferencia marental, instrumentalización materna, obstaculización…
Este falso síndrome, o cualquier otro término con la misma acepción está siendo esgrimido en numerosos informes por organismos dependientes de la Administración tales como Puntos de Encuentro, equipos psicosociales adscritos a órganos judiciales, Servicios sociales de base,Servicio de Infancia de Diputación, así como por jueces y juezas como único argumento que justifica arrebatar los hijos e hijas a sus madres.
Todas las actuaciones obedecen al mismo patrón, no se escucha a los niños y niñas, y en su lugar, se culpabiliza a las madres del rechazo que éstos muestran hacia su padre, en ocasiones también agresor. Indudablemente, supone a todas luces, una forma de maltrato institucional hacia las mujeres.
El propio Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ya ha manifestado públicamente que la aplicación de ese falso síndrome vulnera los derechos humanos de las mujeres y de las niñas y niños, que son silenciadas y sometidas a una «terapia» coactiva. En el mismo sentido se ha posicionado la Asociación Española de Neuropsiquiatría, que denuncia el uso de este síndromeinventado. En definitiva, el SAP no ha sido reconocido por ninguna asociación profesional ni científica.
No basta con decir que «no se recomienda» el uso del SAP, tampoco con elaborar guías de
criterios de actuación judicial frente a la violencia machista: hay que prevenir la utilización de su uso y lograr que su uso no sea ajustado a derecho en cualquier ámbito en el que estén en juego las relaciones paterno/materno – filiales (custodias de los y las menores y formas de relacionarse entre padres/madres e hijos).
Sabemos a qué nos enfrentamos. Somos conscientes de que los sectores que se oponen al
avance de los derechos de las mujeres están presentes en todos los ámbitos de nuestra sociedad(medios de comunicación, política, judicatura, colegios profesionales, educación…). Pero también somos conscientes de que la unidad y la organización son nuestra fortaleza.

 

(EUSKERA)

Manifestu hau sinatzen dugun erakundeok salatu egiten dugu emakumeenganako eta haien seme eta alabenganako indarkeria instituzionala eta haurren eta nerabeen eskubideen bortxaketa (justizia patriarkalaren ondorio zuzenak biak).

Sarri erabiltzen da gurasoen alienazio sindromea delakoa (GAS) amei seme-alaben zaintza kendu, eta aitei emateko, aita horiek indarkeria matxistagatik edo haurren aurkako sexu abusuengatik salatuak edo zigortuak izan badira ere. Ustezko sindrome hori izendatzeko zenbait eufemismo ere erabiltzen dira: «amaren interferentzia», «amak egindako instrumentalizazioa», «oztopatzea»…

Iruzurrezko sindromea edo adiera bereko leungarri horiek argudiatzen dituzte, era berean, Administrazioarentzat lanean ari diren aditu askok, beren txostenetan: familien elkargune zerbitzuetan, organo judizialetako talde psikosozialetan, oinarrizko gizarte-zerbitzuetan, Aldundiko Haurren Zerbitzuan eta abar. Justizian, halaber, hainbat eta hainbat dira GASean soilik oinarrituta amei seme-alaben zaintza kentzen dieten epaileak.

Patroi berari jarraitzen diete jarduketa guztiek: umeen testigantzei entzungor egitea eta, horren ordez, esatea ama dela erruduna, umeek aita (askotan, erasotzailea ere badena) arbuiatzen badute. Joakera hori, duda izpirik gabe, emakumeenganako tratu txar instituzionalen alorrean sailkatzen da.

Botere Judizialaren Kontseilu Nagusiak berak publikoki adierazi du sindrome faltsuaren aplikazioak emakumeen eta haurren giza eskubideak urratu, haurrak isilarazi «terapia» hertsagarria inposatzea dakarrela. Zentzu berean mintzatu da Neuropsikiatriako Espainiako Elkartea eta Osasunaren Mundu Erakundea (OME) ere, eta salatu dute asmatutako sindromea argudio gisa erabiltzea. GASak, beraz, ez dauka aintzatespen ofizialik, eta ez du inongo elkarte profesional edo zientifikoren babesik.

Gauzak horrela, ez da nahikoa esatea «ez dela gomendatzen» GASa erabiltzea. Eta ez da aski, ezta ere, indarkeria matxistaren aurkako jarduketa judizialerako irizpideen gidak egitea. GASa erabiltzea ekidin behar da: lortu behar da zuzenbidearen kontrakoa izatea ustezko sindrome hori argudiatzea gurasoen eta seme-alaben arteko harremanak jokoan dauden edozein eremutan (adingabeen zaintza eta gurasoen eta seme-alaben arteko harreman moldeak direnean auzitan dagoena).

Badakigu zeren kontra ari garen borrokan. Badakigu emakumeon eskubideen aurrerabidearen aurkako sektoreak gizartearen eremu guztietan daudela (komunikabideak, politika, epaitegiak, profesionalen elkargoak, hezkuntza…). Baina badakigu, era berean, elkarrekin eta antolatuta indartsuagoak garela.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s