SEGURIDAD, LIBERTAD Y VIRUS- por Camarada Fenrir de HERRI GORRI

Inmunidad_de_rebano_coronavirusFue Benjamin Franklin el que dijo que quien renuncia a la libertad para tener seguridad, no tendrá ni la una, ni la otra. Si no fuera porque tras el atentado de falsa bandera de Las Torres Gemelas y en nombre de la seguridad, nos hemos acostumbrado con naturalidad a que en los aeropuertos nos traten como potenciales delincuentes y como mero ganado, otro gallo cantaría.

Y es que la proliferación de militares por las calles, en este estado de alarma que exige aislamiento y simultáneamente te “invita” a seguir trabajando para que la economía no se pare, en principio puede tener incluso sentido. Al fin y al cabo, están ayudando… “para una vez que hacen algo útil”, me dice un amigo, desinfectan, llevan comida a casa de personas mayores que no pueden salir, un teniente coronel y un general nos informan puntualmente en rueda de prensa, de los avances en “la guerra” contra el COVID-19, todo muy normal…

Hoy me han hecho llegar un twitter de un colectivo de policías, en el que uno de ellos, apelaba a ejercer de verdaderos policías “para ayudar a la gente” y no incurrir en comportamientos “macarras” e impresentables… cómo será para que exista un llamamiento de este tipo.

La seguridad tiene la particularidad de presentarse como razonable: si no haces nada malo, si no eres un delincuente, no tienes nada que temer. Al final, la propia gente exige que en sus calles haya cámaras de vigilancia o que haya patrullas de la policía para sentirse seguros. En este estado de alarma, se aplica la misma lógica: si permaneces aislado y te limitas a salir a comprar tabaco, leche, pan -no puedo evitar decirlo- y papel higiénico, o a trabajar para que la economía no decaiga, ¿qué puede importarte que dos fornidos paracas de la BRIPAC te paren para preguntarte amablemente qué haces por la calle?.

No entraré en especulaciones sobre el origen del COVID-19, ya que se las dejo a los profesionales de la conspiración y de la “geopolítica”. Resulta pueril contrastar el COVID-19 con las mayores tasas de mortalidad de la gripe, de afirmar que más gente muere por el hambre o que si se hubiera expandido sólo por Asia y Africa, nos resultaría irrelevante. El COVID-19 ya es un constructo ideológico que interpela y uno reacciona ante él reconociéndose como potencial víctima y como potenciales víctimas de contagio, el miedo es libre incluso para exigir seguridad.

El bloque en el poder está tomando notas, apuntes sobre lo que se ha convertido en un intenso e inmenso laboratorio de ingeniería social. Gentes sumidas en la vorágine de “la curva”, de los informativos en los que dan “minuto y resultado” del avance de la infección, pinceladas de noticias que llaman a la emoción, aplausos en los balcones, tolerancia y comprensión de las restricciones, apoyo a las fuerzas del orden, aceptación del discurso de “salimos todos juntos de esta”… cada efecto tiene su sujeto y sujeto lo es por ser precisamente ideológico.

Pero la emergencia sanitaria, tendrá su día después… y evidentemente no tendrá un rojo amanecer. La historia tiene sujetos para construir fines, y fines que precisan sujetos que los persigan. Me atrevo a decir que ese día después no será un día más, ni un día cualquiera, pues nada será igual tras lo que estamos viviendo, que ni mucho menos es un tiempo apasionante, sino de lucha y será de clases, por mucho que haya carcasas fosilizadas rojas que lo digan pero no lo hagan o poderes que nos quiten la seguridad y la libertad en nombre de la seguridad… y los ERTEs continúan.

Y despertar de pronto en el metro, tras un micro-sueño camino del trabajo, pensando que cada semana sin actividad económica implica una caída del 2% del PIB. A un metro de distancia una mujer con mascarilla te observa con un ojo morado, pues “se ha tropezado”, a dos metros, una mascarilla deja entrever a un joven que se sabe con los síntomas del “bicho”, pero tiene que ir a currar, porque el jefe le ha facilitado una mascarilla, al otro lado otro sujeto lee mientras en su brazo lleva tatuado “TODO LO REAL ES RACIONAL, TODO LO RACIONAL ES REAL”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s