CONFEBASK Y SU PNV-Jon Ibaia, militante de HERRI GORRI.

CONFEBASK

La paralización de los sectores “no esenciales” de la economía en esta coyuntura, resultaba esencial por muchos motivos. El más evidente, evitar los desplazamientos a los centros de trabajo que podían servir para incrementar los riesgos de exposición al COVID-19 y por tanto al contagio. Pero además, protegía a las trabajadoras y trabajadores de la presión que pudieran sufrir por parte de sus empresas para trabajar incluso en condiciones de inseguridad ante los contagios, ante la disyuntiva de “o trabajas o no tienes ingresos”, y a autónomas y autónomos que, ante el riesgo de no tener ni para comprar productos básicos, son obligados a trabajar para la supervivencia. Otro motivo, era concentrar los escasos recursos de EPIs para que en los sectores que deben seguir funcionando de manera socialmente necesaria, las trabajadoras y trabajadores pudieran tener a su alcance todos los medios de protección existentes y reducir las cargas de trabajo en los hospitales públicos.

Muchos motivos existían, por lo que cuando el gobierno PSOE-UP impulsó esta medida, aunque tardíamente, no podíamos más que considerarla correcta y necesaria, ya que ponía la salud y la contención de los contagios como objetivo principal. De manera inmediata comenzaron las críticas y las presiones por parte de las grandes patronales, del IBEX-35, de la oligarquía y de sus apéndices políticos, entre éstos, nuestro “entrañable” PNV, escandalizado por la medida de paralizar la actividad no esencial y amenazando al gobierno de Sánchez con quitarle su apoyo y no apoyar los próximos presupuestos generales del estado.

CONFEBASK y su PNV, pero el verdadero PNV, su “núcleo duro” político e ideológico, que a cambio de preservar su entramado de negocios, comisiones y poder político, incluso tolera veleidades sociales y democráticas para afianzar su proyección electoral e institucional, ha llamado al orden. Que el electorado del PNV retenga en su memoria cuando se vuelvan a convocar elecciones al Parlamento Vasco, cómo el partido “responsable y de buena gestión”, desoyendo lo que sindicatos, movimientos sociales y el sentido común dictaban, se posicionó a favor de los beneficios de la gran patronal y sus intereses, frente a la salud, la solidaridad y el compromiso colectivo para superar la emergencia sanitaria. El verdadero PNV no es el de “las ayudas sociales”, pues por cada euro de ayudas sociales que aprueba, hay cien de beneficios para los grandes empresarios y comisiones de turno para el sostenimiento de su estructura. El verdadero PNV, no es el del “tribuno del pueblo” Aitor Esteban batiéndose con la ultraderecha españolista… o el de Ortuzar “el campechano” hablando de la alegría de la Copa del Rey…

El PNV es el de la privatización de la sanidad, convirtiendo a la Comunidad Autónoma Vasca en la cuarta comunidad autónoma con mayor nivel de privatización de la sanidad, llegándose en el 2019 al 33% del sector sanitario. Si, OSAKIDETZA, el sistema sanitario público de todas y todos los vascos, supone ya sólo las dos terceras partes de la sanidad y la gestión del PNV y de su aliado estratégico PSOE, ha reservado la exclusividad de ciertos avances tecnológico/científicos al sector privado para que OSAKIDETZA tenga que pagar por ello o que sólo los y las que pueden permitirse pagar un seguro privado puedan disfrutar.

El PNV es el de la acumulación de basuras en vertederos descontrolados, el que culpabiliza a la ciudadanía por no echar las latas de cerveza al contenedor amarillo, mientras acumula basura y residuos en tal magnitud que hacen que aún hoy dos trabajadores en Zaldibar sigan desaparecidos.

El PNV es el que está pasando “haciéndose el sueco”, frente a los crecientes casos de muertes en residencias de mayores gestionadas para las diputaciones por parte de empresas privadas, para las que nuestras y nuestros mayores no son más que mercancías y las trabajadoras y trabajadores, mano de obra más barata, pues son variable de ajuste en la cuenta de resultados.

El PNV es el que alienta la ideología reaccionaria del Síndrome de Alienación Paternal (SAP) en los puntos de encuentro para menores bajo gestión privada, con becarias y becarios aleccionados y formados para trabajar a bajo coste con la doctrina del SAP, que surge de la enfermiza mente de un pedófilo machista y que carece de bases científicas.

Del PNV y su entramado, no podíamos esperar otra cosa que priorizar negocio y beneficios frente a la salud y se ha quitado la careta para mostrar su verdadera cara neoliberal. Ahora que el gobierno PSOE-UP se ha plegado a las oligarquías, y han anunciado que van a levantar las restricciones a los sectores económicos no esenciales, CONFEBASK y su PNV sonríen de nuevo y, ahora si, dirán que de esta crisis salimos “todos juntos”, porque saben que ellos y ellas saldrán preservando su poder, privilegios y su capital.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s