PABLO HASEL, UNO DE LOS NUESTROS-por Ardi Latza, militante de HERRI GORRI

Frente a los hipócritas que aprovechan una ocasión como esta para lanzar sus insultos contra la trayectoria musical de Pablo Hasel (cuestión que nada tiene que ver con el tema de fondo), desde aquí alzo mi humilde voz para agradecer a Pablo su compromiso político inquebrantable, ya que, a través de sus canciones, ha logrado concienciarnos a cientos de jóvenes que nos empezamos a interesar por la política gracias, entre otras cosas, a artistas como él. En un momento de absoluta crisis del movimiento revolucionario, su voz sirvió para abrir un pequeño hueco a la esperanza en estos momentos tan grises, prendiendo nuevamente la mecha de un aún incipiente movimiento juvenil de carácter transformador. Su voz y sus letras, gusten más o menos, siempre han sido coherentes con su pensamiento y simplemente han buscado abrir la mente de quienes más sufren en nuestra sociedad. Es eso precisamente lo que les molesta a quienes, aprovechando la ocasión, muestran su solidaridad con Hasel de una forma tímida, poniendo más el foco en algo tan irrelevante como es si te gusta o no su música, en vez de denunciar un nuevo atropello a las libertades básicas en el Estado español. Para quien se eche las manos a la cabeza, la condena a Hasel es una más de los tantos y tantos casos que podemos enumerar. Quienes pongan el foco solo en la ley Mordaza eluden señalar que es el código penal el que contempla este tipo de condenas, siendo su objetivo exclusivamente militantes críticos con el sistema. Por tanto no es que sea algo atribuible a un partido u otro, no caigamos en la trampa de echar todas las culpas a los gobiernos del PP, ya que estamos ante una realidad propia del régimen en el que vivimos, que, en estos momentos, tendrá el dudoso honor de ser el primer país que encarcela a un rapero, tras los exilios de otros artistas como Valtonyc, motivada por una circunstancia similar. Que quede claro que no les encarcelan por ser raperos, sino por ser raperos comunistas.

Ante un nuevo atropello, solo queda, como ya hemos hecho otras veces, articular un movimiento de solidaridad que ya se está expandiendo por las distintas partes del Estado y el mundo. Que su condena, dentro de lo malo, sirva al menos para dejar con el culo al aire a un sistema que nos vende libertad mientras, de facto, criminaliza a quienes señalan las injusticias cada vez más graves que sufrimos. Al igual que sus canciones, la condena de Hasel puede servir, una vez más, para que abramos los ojos y nos organicemos, ya que esta es la única herramienta a disposición de las clases populares que sabemos, con total seguridad, que podrá evitar más casos como el suyo. Mi máximo respeto por ello para un militante que, en un momento tan difícil como el actual, decide actuar respetando sus ideas y siendo coherente con ellas, señalando que no se arrodillará y que será en exclusiva la solidaridad del pueblo lo que pueda permitir un futuro encarcelamiento a través de la amnistía, la más noble reivindicación de los movimientos populares ante situaciones como esta.

Si en Cuba generaciones y generaciones de cubanos han crecido marcados por una frase que los convoca a seguir el modelo de hombre nuevo para la sociedad nueva: Pioneros por el comunismo. ¡Seamos como el Che!, añadamos, en nuestro caso, a figuras como Pablo y tantos otros militantes anónimos, ya que es, desde su coherencia, desde donde podemos empezar a caminar. Como bien decía Ernesto, seamos la pesadilla de quienes pretendan arrebatarnos los sueños.

Pablo Hasel, desde Euskal Herria te enviamos toda nuestra solidaridad y apoyo.

Borrokaren bitartez, Amnistia Osoaren bidean.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s